lunes, 19 de enero de 2009

El kiosko: arte y pueblo



Andando por el Boulevard me encontrè con una estructura que tenia una cúpula y me preguntè; ¿qué pude ser esto?. Sin duda tenia un aire Belle Epoce, con un toque modernista de Eifel. Recordè ver uno similar en una Plaza de Pamplona, que me resultò un tanto más clàsica, similar a un templo. Me informé y descubrì que son la historia viva donde conjugan los paseos, la musica y el baile.
Me gusta la idea de una manifestaciòn arquitectónica tan enraizada en el pueblo y para el pueblo. Disfruto ver a niños jugando dentro o a personas mayores hablando al rededor de él. Para ellos, pienso que resultarà un edificio más, pero va màs allà: para mì es arte.

1 comentario:

JON dijo...

La cultura y el pueblo. El arte y el pueblo. Siempre van unidos? Están tan unidos que al ser uno, no nos damos cuenta? Gracias por hacerme ver que cuando el arte es del pueblo, es que no se ve, se VIVE.